A veces estamos solos, sin sentirnos solos; 
y es que llevamos a nuestros seres queridos 
siempre con nosotros…
A veces estamos rodeados de gente, 
y nos sentimos solos; 
Y es que hemos olvidado a mostrarnos 
como realmente somos.
A veces la soledad se hace necesaria. 
A veces la buscamos para escuchar 
nuestros propios pensamientos 
y encontrar nuestras propias respuestas. 
A veces la soledad nos la impone el destino; 
para enseñarnos lo fuertes que podemos ser, 
o para que aprendamos a no depender tanto de otros.
La soledad no es algo negativa, el sentirse solo sí lo es…
La soledad a veces nos aísla,  pero nos reencuentra
con una parte de nosotros mismos…
Si sabemos comprender la soledad y comenzamos a verla como una forma de aprendizaje, nos daremos cuenta de que lo que debemos evitar no es la soledad física, sino la soledad del alma: el sentirse solos…

 

 

:)patD

(EXTRAIDO DE LA RED AMIGOS Y POEMAS)